Estimados colegas, familias, estudiantes, y comunidad de Henrico,

Debo admitir que mi corazón está lleno al escribo por última vez como superintendente. Llego a mi jubilación con inmenso orgullo. Cada año veo la alegría de nuestros estudiantes que se gradúan y sus familias en el Siegel Center. Cada estudiante que atraviesa ese escenario es una historia de éxito gracias a nuestros esfuerzos conjuntos. Se necesita un equipo de Pre-K a 12 para hacerlo realidad.

Juntos, hemos ayudado a nuestras escuelas a dar grandes pasos hacia la acreditación completa. Hemos mantenido un enfoque intenso en la alfabetización. Debido a nuestro Código de Conducta Estudiantil actualizado y sistemas de apoyo estudiantil adicionales, nuestro enfoque ha sido darles la mano a los estudiantes cuando lo necesitan y mantener a los estudiantes en la escuela.

Gracias a la Junta de Supervisores del Condado de Henrico y al Consejo Escolar, hemos podido invertir en nuestro extraordinario personal, recuperando el tiempo perdido durante la Gran Recesión con cinco aumentos salariales para empleados elegibles desde 2015. Y comenzamos el proceso de hacer nuestros modelos de escuelas intermedias para el próximo siglo.

Adoptamos nuevas formas para que los estudiantes y las comunidades prosperen al trabajar con la Fundación de Educación de Henrico para crear centros de servicios extracurriculares integrales para servir a más niños y familias. Vimos el lanzamiento de la academia “Achievable Dream Academy” y, por supuesto, el crecimiento explosivo de opciones innovadoras de educación profesional y técnica. Juntos, fortalecimos los lazos entre las escuelas y las familias a través de los asistentes familiares, y ampliamos nuestro alcance comunitario.

Debido al compromiso abrumador de nuestros ciudadanos de apoyar el impuesto sobre las comidas y el referéndum de bonos de 2016, hemos completado cientos de proyectos para dar nueva vida a las escuelas más antiguas, mientras construimos para las generaciones que llevarán a nuestro condado a un nuevo nivel.

Hemos logrado esto juntos: nuestro personal, nuestras familias nuestros estudiantes y nuestra comunidad.  Cuando trabajamos juntos, somos imparables.

A nuestros maestros/as, bibliotecarios/as y consejeros/as: Gracias por su arduo trabajo, trasnoches, y la profunda preocupación que muestran cada día para educar a nuestros estudiantes y ayudarlos a crecer.   

A nuestros líderes y administradores: Gracias por su trabajo incansable para dar a nuestros estudiantes y personal los lazos, los programas y el entorno para progresar.   

A nuestros asistentes instruccionales y personal de apoyo: ustedes son los héroes desconocidos, pero sin duda: sabemos que tan duro trabajan, la atención que prestan y que suerte tenemos de tenerlos.   

A nuestros choferes de autobús, personal de nutrición escolar, construcción y mantenimiento, y equipos tecnológicos: Gracias.  La mejor instrucción del mundo no significa nada si los niños no pueden llegar a la escuela de manera segura, obtener la nutrición que necesitan para tener éxito, y aprender en un entorno seguro y cómodo.

A nuestros estudiantes:  Me sorprende lo que me han enseñado.  Gracias por permitirme ser parte de su jornada.  No puedo estar más orgulloso.

A nuestras familias: Gracias por encargarnos a sus hijos, y por ser nuestros aliados diarios en darles las herramientas para descubrir mundos nuevos.  

A nuestra Junta de Supervisores: Gracias por su apoyo firme y su convicción inquebrantable de que una comunidad sólida se construye sobre escuelas públicas sólidas.   

Y a nuestra Junta Escolar: Gracias por la confianza que me han mostrado, su visión y su consejo.  Las Escuelas Públicas del Condado de Henrico se han construido en una base de excelencia; mientras más sólida y amplia sea la base, nos permitirá construir mucho más alto.

A partir del 1 de julio, la Dra.  Amy E. Cashwell asumirá la superintendencia. Hemos compartido mucho acerca de nuestra nueva líder, pero para otro vistazo pueden ver esta página. Realmente he disfrutado conocer a la Dr. Cashwell durante estas últimas semanas. No sólo tiene credenciales impecables, sino que su naturaleza afectuosa y su buen corazón son evidentes, y eso es fundamental para el trabajo que hacemos. No somos un negocio, sino un esfuerzo humano, y ella lo entiende. Estoy tan feliz por ustedes, y por nuestros estudiantes y familias, que nuestra Junta Escolar haya hecho una elección tan exitosa. El futuro parece más brillante que nunca.

Con mi más profunda gratitud y saludos cordiales,

Patrick Kinlaw

Superintendente